Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Olympic University ¡Recién abierto! {Normal} Se necesitan hombres.
Miér Abr 06, 2011 12:51 pm por Invitado

» Crepusculo-Evolucion.
Dom Mar 13, 2011 4:37 pm por Invitado

» Beautiful Dream's
Jue Dic 23, 2010 4:28 pm por Invitado

» Light Of Twilight [Normal]
Mar Nov 09, 2010 2:12 pm por Invitado

» NEW COMING!!
Mar Sep 28, 2010 7:35 pm por Invitado

» Annie Vulturi
Sáb Sep 25, 2010 8:48 pm por Annie Vulturi

» Dark Heart, find the dark side of your heart
Miér Ago 25, 2010 7:06 am por Invitado

» Cazadores de Sombras - Rol
Miér Ago 11, 2010 6:20 am por Invitado

» Twilight Temptation
Miér Ago 04, 2010 6:09 pm por Invitado

Cronología
Cronología: Primavera


Afilianos
Afilianos

Afiliados
Afiliados Image and video hosting by TinyPic The Mortal Instruments Image and video hosting by TinyPic

Edward Cullen

Ir abajo

Edward Cullen

Mensaje por Edward Cullen el Lun Mar 29, 2010 7:12 am


What if I'm not the hero? What if I'm... the bad guy?
Nombre Completo: Edward Cullen. (Aunque antes de que Carlisle lo transformara, era conocido como Edward Anthony Masen)

Raza: Vampiro.

Edad: 108 años (91 como vampiro). Aparenta 17 años.

Ocupación: Estudiante. Ha finalizado la secundaria ya varias veces pero debido a su perpetua apariencia juvenil y a su gusto por las ciencias continúa inscribiéndose y obteniendo títulos.

Fecha de conversión: Verano de 1918.

Dieta: de dieta Vegetariana.

Don: Telepatía unilateral (Unilateral porque sólo es capaz de recibir pensamientos, más no transmitirlos). En palabras simples, puede leer la mente de las demás personas.

Fallo del Don:

o Le es imposible leer la mente de aquellos que poseen algún tipo de “escudo mental” (como es el caso de Bella Swan).
o La distancia es un factor que influye en la eficacia del donde. Mientras más grande es la distancia entre Edward y la persona a quien le lee la mente, el vínculo se va entorpeciendo hasta llegar al punto de perderse por completo.

Descripción psicológica:

Edward es una persona bastante calmada y relajada. La violencia no está catalogada dentro de su cerebro como la primera vía de solución para los problemas, ya que para él siempre existen maneras civilizadas y racionales para encontrar la salida de un determinado inconveniente. Eso sí, existen situaciones en las cuales reacciona de manera agresivamente y una de ellas, es sin duda, cuando las personas a quienes ama (sean estos familiares o pareja) corren peligro.

Es también una persona de refinados modales que rayan en lo anticuado. Es de los que acostumbran a abrirle la puerta (de centros comerciales, del vehículo, etcétera) a una dama y esperar a que ella pase; a ponerse de pie cuando una persona de respeto irrumpe en algún lugar; e incluso sería capaz de besar la mano de una señorita a modo de saludo. Obviamente, no es para nada desubicado, y sabe bien como “modular” esa elegancia y caballerosidad de acuerdo al lugar en el que se encuentre o de acuerdo a las personas con las que está tratando.

Romántico es otra de sus cualidades, se entrega por completo en una relación, y exige lo mismo por parte de la otra persona. Es respetuoso con su pareja, amoroso, protector, comprensivo y parcialmente celoso. Por otro lado es también bastante pasional, y tal vez no de muchas evidencias tangibles de ello, pero… basta con darle permiso para dar “uno que otro paso más”, para que Edward de todos los pasos necesarios hasta llegar al final. Claro… eso si no se le pone un alto.

Descripción física:

Descrito por Bella Swan, como un ser imposiblemente hermoso. Su rostro se compone por pómulos salientes, una fuerte mandíbula, nariz recta, labios finos y redondeados. La piel (como la de cualquier otro vampiro) es blanca y dura como mármol, casi tan fría como el hielo, y brillante a la luz del sol. El pelo, desordenado, retiene la sombra excepcional cobriza que él heredó, en su vida humana, de su madre biológica. Los ojos, atrapantes e irresistibles, toman color de acuerdo a la fuerza de su sed, adquiriendo un color oscuro como el onix cuando esta sediento, o un color tan claro y brillante como el topacio cuando no tiene sed. Su cuerpo es esbelto, fuerte y musculoso sin llegar al extremo.

Historia personal:

Edward nació el 20 de junio de 1901 en Chicago, Illinois. Su madre fue Elizabeth Masen y su padre Edward Masen.

Cuando tenía 17 años su mayor deseo era ser un soldado. Sin embargo en 1918, la epidemia de la gripe española truncó sus planes ya que sus padres y él sufrieron tal enfermedad. El primero en morir fue su padre. Luego, su madre a punto de morir, le pide a Carlisle que salve a su hijo fuera como fuera. Carlisle obedece y lo lleva a su casa, donde lo convirtió en vampiro. De esta forma, Edward se convierte en el primer hijo adoptivo de Carlisle Cullen.

Al convertirse en vampiro, los sentidos de Edward se exacerban, siendo capaz ahora, de leer la mente de quienes le rodean, un don extraño incluso entre los vampiros. Algunos pocos años después Carlisle se encuentra con Esme, una mujer que da a luz a un niño prematuramente muerto. Cuando Esme intenta suicidarse arrojándose de un acantilado y rompiéndose la gran mayoría de sus huesos en el proceso; Carlisle la salva convirtiéndola en vampiresa. Se enamoran y poco después se casan.

Al principio Edward no soportaba la dieta del doctor Cullen, por lo que decide seguir su propio camino. Así que diez años después de su conversión se separa de Carlisle para emprender una vida de nómada. Carlisle, en ningún momento intentó retenerlo, le dijo que hiciera lo que quisiese y le dijo también que si algún día querría volver a su lado, él estaría encantado de recibirlo. Edward agradeció el ofrecimiento, pero no cedió y se marchó. Durante su vida de nómada prueba la sangre humana, asesinando a personas "malas y criminales" grácias a su don.

Al pasar el tiempo Edward se harta de esta vida y decide volver con Carlisle quien lo recibe con los brazos abiertos.

En 1933, Carlisle encuentra a Rosalie Hale mal herida y a las puertas de la muerte por culpa de su prometido, y decide convertirla en vampiresa a pesar de que Edward se opone rotundamente. Edward nunca se llevó muy bien con Rosalie, no le gustaba su forma de ser: superficial y vanidosa, siempre pendiente de ser alabada por su grandiosa belleza y sólo pensando en sí misma.

Después de casi 100 años, conoce a una chica llamada Isabella Swan, hija del jefe de policía local de Forks. Al principio Edward trata de alejarse de ella para no cometer la locura de asesinarla por su sangre tan apetecible; sin embargo, luego se da cuenta que no puede permanecer lejos de ella, ya que siente la necesidad de estar a su lado y protegerla. Hasta el punto de llegar a enamorarse de ella y creer que no existía en el mundo nada más importante.

Pero mientras están jugando al béisbol con el resto de la familia de Edward, aparecen tres vampiros: James, Laurent y Victoria. James es un rastreador, la caza es su obsesión y decide ir a caza por Bella, pese de la defensa entablada por Carlisle y Edward. É trata de protegerla escondiéndola y toda su familia trata de ahuyentar al cazador. Bella huye de Forks y regresa a Phoenix (principalmente durante un tiempo, hasta terminar con James).

James acaba encontrándolos y engaña a Bella para que vaya a una escuela de ballet a la que fue durante su niñez. La amenaza con matar a su madre, haciéndola creer que la ha raptado, si no se reúne con él a sola. Cuando está sola con él se da cuenta de que todo había sido una farsa, mas este, sin piedad la golpea y le muerde la muñeca. Allí es cuando los hermanos de Edward se encargan de matar a James, pero es demasiado tarde, no consiguen extraerle toda la pozoña y Bella finalmente se transforma en lo que Edward más temía: en una de ellos.

Familia:

Familia biológica (no posee muchos recuerdos de ellos, pues los recuerda confusamente):
o Padre biológico: Edward Masen.
o Madre biológica: Elisabeth Masen.

Familia vampírica:
o En el rol de padre: Carlisle Cullen.
o En el rol de madre: Esme Cullen.
o Hermanos: Emmet, Jasper, Rosalie y Alice.

Ejemplo de rol::

Salí del bosque a paso lento, necesitaba serenarme, pensar. Le había comentado a Bella que no me esperara esta noche, pues tenía asuntos pendientes por resolver, su bienestar era mi prioridad. Me había permitido que formara parte de mi mundo a pesar de todos los peligros que eso conllevaba, y aquello era el motivo suficiente para que mi preocupación por ella aumentara notoriamente. Mis labios se curvaron en una simple sonrisa, acompasada por mis duras e inescrutables facciones.

De repente, pensar sobre nuestras noches juntos, trajo consigo una onda de calma hacia mí. Imaginé sus hermosos ojos, sus suaves labios, la adorable manera en que su piel se sonroja tan fácilmente, y su aroma. Mi propósito en la vida era mantenerla a salvo y hacerla feliz dentro de mis posibilidades.

Bella era la persona que me devolvió al mundo y me mostró que la eternidad no tiene porque ser la sala de espera para algún tipo de muerte lenta. Por primera vez tras décadas me encontraba esperanzado ante la idea de que mi vida tenía un futuro. El hecho de haber sido convertido en un monstruo no me resultaba tan duro cuando me daba cuenta que fue el único camino que me llevó a vivir lo suficiente para conocerla. Ella era la luz de mis días, la mano que me guiaba a lo largo de la oscuridad.

Los humanos tienen la capacidad de enamorase varias veces –con mayor o menor intensidad– a lo largo de su vida. Para mí eso era algo imposible. Bella era la única, siempre lo sería. No por cuestiones puramente románticas, no es que me aferrara a ese amor a la desesperada. Simplemente lo sabía. Demasiados años vagando por el mundo –sin pararme a mirar ni siquiera dos veces a ninguna mujer– para saber que lo que ella me daba no era algo que pudiera encontrar en nadie más.

Era de noche, una noche oscura y cerrada. Ni siquiera las estrellas aportaban algo de luz. Las farolas eran el único punto de claridad que me hicieron darme cuenta que estaba en su calle. No quería llamar demasiado la atención, así que aparqué el vehículo en los alrededores y decidí ir a pie hasta su cuarto. Conocía ese camino demasiado bien, podría hacerlo con los ojos cerrados y aún así llegaría en cinco segundos. Incluso si no era porque conocía cada paso, su olor podía guiarme a través del infierno y traerme de vuelta. Era esa mezcla de champú de fresa, gel de cítricos y ese matiz salado que era puramente de Bella.

Abrí la ventana con lentitud, aunque mi visita no estaba premeditada, ahí estaba yo de nuevo, como en mi "etapa de anónimo"; el morboso vampiro fascinado al ver dormir a su ángel. Embelesado por la idea de que ahí dentro el olor aún sería más fuerte, me moví como si estuviera tirado de una cuerda invisible y entré.

Y allí estaba ella; dormida y echa un ovillo en la cama de su habitación. Hermosa como nunca. Su respiración y su corazón retumbaban en mi cabeza como el sonido mas atronador y hermoso que hubieran escuchado mis oídos en mis ciento ocho años de vida. Me acerqué y me agaché hasta quedar a su altura mientras mis ojos no dejaban de adorarla. La necesitaba cerca. Extendí la mano con lentitud, (temiendo que al tocarla despertara de repente) bajo el pretexto de “querer ordenar un mechón de pelo que se le había salido de lugar” y sólo me permití deslizar mis manos por el cabello de Bella teniendo cuidado de no tocar sus mejillas en el proceso ni por equivocación.

Tembló un poco al primer contacto, y aquel delicioso escalofrío me recorrió la yema de los dedos Su contacto me maravilló, aunque a decir verdad, su contacto me tenía maravillado desde la primera vez. ¿Y ahora? La miré intranquilo, probablemente la había desvelado.
avatar
Edward Cullen

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 29/03/2010
Localización : Forks, WA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Edward Cullen

Mensaje por Admin el Lun Mar 29, 2010 1:29 pm

Aceptado : )
Bienvenido Wink, ya te marco el personaje como ocupado.

Admin
Admin

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 28/03/2010

Ver perfil de usuario http://luzdeluna.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.